Magazine Kinesico | El Primer Portal para el profesional Kinesiologo, Fisiatra y Fisioterapeuta

Detalle del Artículo

PREVENCION DE LESIONES EN EL DEPORTE

Introducción:
El deporte es considerado como el mayor fenómeno social del siglo XX, el cual mantiene vigencia hasta la actualidad: ha cambiado la máxima “al principio muchos miraban y pocos lo practicaban” por “pocos miran y muchos lo practican”.
Nos vemos obligados a considerar dos tipos de práctica deportiva, la competición y la ocio diversión.
La competición es una faceta del deporte fuente de patología, ya que se trata de llevar al cuerpo humano al límite de sus posibilidades funcionales, que cuando se sobrepasa, se produce la lesión. El otro tipo de práctica deportiva es el deporte ocio-diversión, ejercicio físico fuente de salud, practicado con unas ciertas medidas de prevención que vamos a desarrollar en este artículo.

La prevención de las lesiones deportivas o aquellas producidas por el deporte tenemos que realizarlas en tres momentos distintos:
Antes de la Práctica Deportiva
Cuando la persona decide o quiere realizar un deporte, lo primero que debe hacerse son tres preguntas básicas: ¿qué deporte puedo realizar?, ¿cuándo?, ¿cómo?, por tanto, lo primero que tiene que hacer es ir a un especialista en medicina del deporte para pasar un reconocimiento médico deportivo, que comprende: una historia clínico deportiva, en ésta se trata de valorar los antecedentes deportivos del atleta, es evidente que no es lo mismo la persona que ha realizado deporte toda su vida que aquella que no realizó ninguno; qué tipo de deporte realizó, durante cuánto tiempo, de qué forma, a qué nivel. Otro apartado de la historia deportiva comprende antecedentes personales de enfermedades generales que puedan condicionar la práctica deportiva o incluso la desaconsejen de forma absoluta o parcial, por ejemplo, un asmático intrínseco al frío no debe realizar entrenamiento de carrera en ambientes fríos; una persona que tiene una hipoacusia por lesión del tímpano no puede realizar la práctica submarina.(1,2,3,4,5)

En este apartado también hay que valorar la condición cardiorrespiratoria, existe algún impedimento, limitación o responde mejor la función cardiorrespiratoria a ejercicios de baja intensidad o prolongados (aeróbicos), y sin embargo los ejercicios intensos y explosivos (anaeróbicos) están contraindicados. Detectar cualquier anomalía cardiaca anatómica o funcional que pueda producir muerte súbita, como la miocardiopatía hipertrófica, síndrome de Marfan, coronariopatías. La condición física: fuerza, resistencia, flexibilidad, velocidad, constitución, antropometría, permite ajustar el deporte al individuo, indicando cuál es el deporte para el que está mejor constituido, formado o dotado. Por último, realizar la analítica general o específica, y considerar el estado nutricional y de hidratación, muy importante para los deportes practicados en el exterior con cambios de temperaturas y humedad, altitud, sol y sombra. (1,2,3,4,5)
Durante la práctica Deportiva
Debemos analizar los factores personales, medio ambiente y el tipo de deporte a realizar. Dentro de los factores personales tenemos que evaluar la finalidad que persigue el individuo al realizar deporte, es para divertirse solo o con un grupo de amigos, es la finalidad deportiva que causa menos lesión; de entrenamiento, para mantener y mejorar la forma física y encontrarse psicológicamente mejor; de competición, agresividad, antiestrés o de desahogo de las tensiones de la vida cotidiana, estas finalidades son las más dañinas.(3)

El calentamiento y los estiramientos que se han realizado antes del deporte son esenciales para prevenir contracturas, roturas musculares, mejorar el acondicionamiento muscular para los ejercicios físicos, mejora la coordinación, favorecer la elasticidad, preparar los aparatos cardiaco y respiratorio, aumentar el flujo vascular y aumentar la temperatura corporal. Figura 1. (6)

El medio ambiente; la instalación, si es al aire libre o en pabellón cubierto, ya que los factores ambientales de temperatura, humedad y viento favorecen la pérdida de líquidos corporales, favorecen los trastornos y desequilibrios iónicos (hiponatremia,) y pueden producir alteración del nivel de conciencia, trastornos digestivos, de rendimiento, golpes de calor, hipotensión así como condicionar en el ciclismo la aparición de la “pájara”. (7, 8, 9)

La superficie de juego, cuanto más duro y antideslizante es mayor índice de lesiones produce, son mejores las superficies con mayor capacidad de absorción. (10, 11, 12)

El equipamiento adecuado para determinada práctica deportiva, chándal, calzado, no se trata de comprar lo más caro o de la mejor marca, se trata de comprar lo más adecuado para el deporte determinado. El uso de zapatos que corrijan las desviaciones de los pies y mejoren la distribución de las cargas disminuye la patología por estrés y la mala biomecánica. (13, 14)

Otro factor importante es a qué hora se va a realizar el deporte, teniendo en cuenta los ritmos circadianos, agotamiento físico por el trabajo o la vida cotidiana, y horarios de comida, esto es muy importante en pacientes como los diabéticos, que tienen que realizar ejercicios teniendo en cuenta los horarios de comida y de la inyección de insulina. El agotamiento psíquico y físico por el trabajo diario y habitual. (14)

El tipo de deporte que se va a realizar, si es individual o colectivo, de contacto o de colisión, la primera consideración es de tipo aeróbico o anaeróbico. (15)

El cumplimiento estricto del reglamento deportivo y el uso de los protectores recomendados al jugador previenen las lesiones, como por ejemplo el casco en el ciclismo. (15)


Fig. 1. Rotura de fibras de músculo isquitibial y gemelo debido a calentamiento insuficiente antes de la práctica de beisbol.
Después del Deporte
Tras la práctica del deporte se debe realizar la vuelta a la calma. El músculo está hipertónico, endurecido, inflamado y caliente. El deportista está sudoroso, taquicárdico, con la piel caliente, inquieto, en tensión y nervioso con la adrenalina a altos niveles. Figura 2. (15)


Fig. 2.Reposo después de la práctica del deporte.

Consideramos que existen dos tipos de vuelta a la calma; una de tipo general y otra de tipo local, muscular. (15)

El sistema cardiaco, metabólico, respiratorio, y circulatorio han estado trabajando a altos niveles de rendimiento, se trata que de forma progresiva, sin sobresaltos, de forma suave, se vuelva a los niveles de normalidad o reposo. Sirve para prevenir mareos, síncopes, y ayuda a eliminar los desechos metabólicos como el ácido láctico. No alivia el dolor muscular de las agujetas por rotura de las fibras musculares. Estas medidas varían según el deporte, si es fútbol o deportes de carrera, es recomendable que los deportistas anden o hagan un trote suave después de la competición, no ducharse mientras están sudando, no enfriarse ni pasar a ambientes con cambios bruscos de temperatura, realizar ciclos respiratorios lentos y profundos. (15)

La vuelta a la calma de tipo local persigue volver a colocar el músculo y aparato locomotor en situación de reposo y de relación, así por ejemplo si ha trabajado con intensidad la potencia muscular, se deben realizar ejercicios de estiramientos o compensarlos con otro tipo de ejercicio relajante como la natación, sauna, masajes de relajación y /o drenaje de los productos metabólicos de desechos (ácido láctico), para evitar de esta forma que el músculo permanezca contracturado, hipertónico, y pueda de esta forma estar en condiciones para la realización de nuevos ejercicios. (15)

Los estiramientos son la asignatura pendiente del deporte, todo el mundo los conoce y casi nadie los practica correctamente. (15)

Por último, considerar los hábitos de higiene personal, no tiene sentido un deportista que fuma y bebe con cierta intensidad durante la semana y que el fin de semana por medio del deporte quiere recuperar la salud maltratada. Hay que cuidar la dieta, hacer la dieta mediterránea, beber agua, no cometer excesos en ninguna faceta de la vida. (15)

En resumen, cuando se va a realizar la práctica deportiva hay que aplicar el sentido común, hacer el deporte que podemos hacer y estamos preparados para hacerlo por edad, condición física y no el deporte que creemos, quiere o nos apetece realizar, como por ejemplo un deportista de 65 años no puede competir con jóvenes en deportes de potencia, alta intensidad o anaeróbicos.(15)

Se trata de disfrutar del deporte, pasarlo bien y vivirlo con los amigos como fuente de salud.
BIBLIOGRAFIA
1 Koike T, The best physical therapy for osteoporosis, Clin Calcium. 2006 Jan; 16(1):96-101.
2 Yamamoto M, Shin T, Nakazono T, Nagata J, Haraguchi T, Kan S, Hara M, Okada K, Noguchi K,Matsuda S.The effects of an exercise program for the female elderly in the community J UOEH. 2005 Dec 1; 27(4):339-48.
3 Brukner PD, Brown WJ. Is exercise good for you? Med J Aust. 2005 Nov 21; 183(10):538-41.
4 Bautista SR, Flynn JMTrauma prevention in children. Pediatric Ann. 2006 Feb; 35(2):85-91.
5 Willems TM, Witvrouw E, Delbaere K, Philippaerts R, De Bourdeaudhuij I De Clercq D Intrinsic risk factors for inversion ankle sprains in females--a prospective studyScand J Med Sci Sports. 2005 Oct; 15(5):336-45.
6 Racinais S, Blonc S,Hue OEffects of active warm-up and diurnal increase in temperature on muscular power. Med Sci Sports Exerc.2005 Dec; 37(12):2134-9.
7 Gremion GIs stretching for sports performance still useful? A review of the literature Rev Med Suisse. 2005 Jul 27; 1(28):1830-4.
8 Montain SJ, Cheuvront SN, Sawka MN, Exercise associated hyponatraemia: quantitative analysis to understand the aetiology. Br J Sports Me.2006 Feb; 40(2):98-105; discussion 98-105.
9 Hayes JS, Henslee B, Ferber J Bicycle injury prevention and safety in senior riders. J Trauma Nurs. 2003 Jul-Sep; 10(3):66-8.
10 Yang J, Bowling JM, Lewis MA, Marshall SW, Runyan CW, Mueller FO.Use of discretionary protective equipment in high school athletes: prevalence and determinants. Am J Public Health.2005 Nov; 95(11):1996-2002. Epub 2005 Sep 29.
11 Sulheim S, Holme I, Ekeland, A Bahr RHelmet use and risk of head injuries in alpine skiers and snowboarders. JAMA.2006 Feb 22; 295(8):919-24.
12 Hume PA Reid D Edwards T.Epicondylar injury in sport: epidemiology, type, mechanisms, assessment, management and prevention. : Sports Med.2006; 36(2):151-70.
13 Stuart MJ.Gridiron football injuries. Med Sport Sci.2005; 49:62-85.
14 Cotunga N, Vickery CE, McBee S.Sports nutrition for young athletes. J Sch Nurs. 2005 Dec; 21 (6):323-8.
15 Emery CA Injury prevention and future research. Med Sport Sci. 2005; 49:170-91.
Dra Jannety Berty Tejeda
Fecha de Publicicación: 15/04/2008

---
Aviso Importante: Magazine Kinésico no se hace responsable por el contenido de los artículos, haciéndose responsable de las mismas sus respectivos autores.

| Volver a la página anterior |

Diseño y Alojamiento | Martin Iglesias .EU