Magazine Kinesico | El Primer Portal para el profesional Kinesiologo, Fisiatra y Fisioterapeuta

Detalle del Artículo

Rol del Kinesiólogo según la opinión de los argentinos

RESUMEN:
Estudio transversal cuyo objetivo es conocer la opinión de los argentinos acerca de los kinesiólogos y la kinesiología. El estudio se efectuó en una muestra 1015 personas, en forma de una encuesta de opinión. La encuesta se realizó en Capital Federal, Gran Buenos Aires e interior del País.

INTRODUCCIÓN:
La Kinesiología como profesión, en el ámbito de las ciencias de la salud, aparece en nuestro país en 1922 con la denominación “Kinesioterapia”, cuando el consejo directivo de la entonces Facultad de Ciencias Médicas crea el curso de nivel universitario y denomina al graduado como Kinesiólogo.
En 1937 el inicial curso de Kinesioterapia se continuó con la Escuela de kinesiología como carrera básica de la Facultad de Ciencias Médicas, etapa en que se denominó “Kinesiología” en razón de que al campo terapéutico se agregó la kinefilaxia, con la educación física y el deportismo. A partir de ello toma forma un movimiento de evolución que apunta a la incorporación, lograr la inclusión de la semiología y la fisoterapia con el plan vigente de estudios, la creación de Cátedras Titulares y la reglamentación del Ejercicio Profesional.
En la década del cincuenta se produce el primer vaciamiento de la docencia de la Escuela con situaciones agregadas en 1958 y tratadas por el consejo directivo durante el decanato del Prof. Escardó.
Superada esta etapa que se señala como expresión clara de la “no evolución”, en 1964 dentro del régimen de la enseñanza privada nace la que se denominó “Universidad metropolitana” respaldada por la figura del maestro de la Kinesiología Argentina que aceptó presidirla como Rector en homenaje a sus discípulos; Con el doctor Octavio Fernández y un selecto grupo de profesores de medicina, se concretó la Asociación de la Kinesiología con la Fisiatría que incorporó en su programa formativo vigente de la esfera oficial los niveles de especialización y doctorado con entrega de agentes y técnicas de otros países, modificando él titulo de grado que pasó a denominarse “Kinesiólogo Fisiatra”, con derecho al título académico doctoral.
El ejercicio de la profesión de Kinesiólogo Fisiatra está contemplado en la Ley Nacional 24.317.
Se entiende por Kinesiterapia, la administración de masajes, vibromasajes manuales, vibración, percusión, movilización, manipulación, técnicas de relajación, tracciones, reeducación respiratoria, reeducación cardiovascular, aplicación de técnicas evaluativas funcionales y cualquier tipo de movimiento metodizado, manual o instrumental que tenga finalidad terapéutica, así como la planificación de las formas y modos de aplicar las técnicas descriptas.
Se entenderá como Kinesiólogo a toda actividad o acción que desarrolle y aplique la kinesiterapia, kinefilaxia, fisioterapia y toda actividad de docencia e investigación con ellas relacionadas.
Será considerado ejercicio profesional la docencia, investigación, planificación, dirección, administración, evaluación, asesoramiento y auditoría sobre temas de su incumbencia. Así como la ejecución de cualquier otro tipo de tareas que se relacionen con los conocimientos requeridos para las acciones anunciadas anteriormente, que se apliquen a actividades de índole sanitaria y social y las de carácter jurídico-pericial.
Los profesionales de la Kinesiología pueden ejercer su actividad en forma individual o integrando grupos interdisciplinarios, en forma privada o en instituciones públicas o privadas, habilitadas para tal fin por al autoridad sanitaria nacional. En todos los casos pueden atender a personas sanas o enfermas, siendo éstas últimas derivadas por profesionales médicos.
De acuerdo al diagnóstico médico se iniciará la actuación profesional del Kinesiólogo, quien tendrá a su cargo y responsabilidad la determinación de los distintos agentes fisio -kinésicos en el tratamiento correspondiente.
Es el arte y ciencia de prevenir y curar enfermedades por medio del movimiento, a través de sus tres agentes: KINESIOTERAPIA, KINEFILAXIA y FISIOTERAPIA
Se entiende por Kinefilaxia, al masaje y la gimnasia higiénica y estética, los juegos, el deporte y atletismo, entrenamientos deportivos, exámenes kinésicos funcionales y todo tipo de movimiento metodizado con o sin aparatos y de finalidad higiénica o estética, en establecimientos públicos, privados o integrando gabinetes de Educación Física en establecimientos educativos o laborales.
Se entiende por Fisioterapia la termoterapia, baños de parafina, hidroterapia, hidromasajes, crenoterapia, talasoterapia, rayos infrarrojos, ultravioletas, láser, horno de Bier, fomentaciones, crioterapia, fangoterapia, onda corta, microondas, ultrasonidos, corrientes galvánicas, farádicas y galvanofarádicas, iontoforesis, presoterapia, humidificación, nebulizaciones (comunes o ultrasónicas) presiones positivas y negativas (PPI, CPA, PEEP, PROETZ), aspiraciones e instilaciones, y todo otro agente física reconocido que tenga finalidad terapéutica y cuando forme parte de un tratamiento de reeducación físico kinésica.
Los profesionales kinesiólogos, sin perjuicio de las funciones que les acuerdan otras disposiciones legales, están facultados para ejercer la dirección e inspección de establecimientos o servicios fisio-kinésicos dedicados a la terapéutica, higiene, estética y actividades físico-deportivas, y a aplicar todo otro medio o técnica no comprendido expresamente en la ley, pero que tenga finalidad terapéutica.
El perfil profesional de los kinesiólogos fisiatras debe ser el de un profesional capacitado para desenvolverse y desarrollarse en todas las áreas específicas de la Kinesiología y la Rehabilitación. Responsable ante sus pacientes, colegas y miembros del equipo de salud, para orientar, conducir y mejorar la calidad y personalización de la atención de la salud.
El kinesiólogo debe mostrar excelencia técnica complementada con la visión global del individuo inserto en su ámbito social y respetando las características propias de su condición humana. Este perfil intenta reflejar un Kinesiólogo Fisiatra comprometido con la excelencia técnica, que le permita desenvolverse con solvencia científica y ética en su ámbito de trabajo, asociando el pensamiento crítico, con la actualización permanente y la capacidad de decisión, en función de la salud de la población.
A pesar de ello hoy en día, parte de la población sigue confundiendo las actividades que realiza el kinesiólogo con las que practican otras especialidades sanitarias. Esto pone de manifiesto el vacío conceptual que existe en torno al rol del kinesiólogo.
El reconocimiento social de todo rol implica por parte de la ciudadanía una diferenciación básica de quien es el profesional, que hace y que beneficios ofrecen la presentación de sus servicios.
Objetivo: conocer la opinión de los argentinos sobre los kinesiólogos y la kinesiología.

MATERIAL Y MÉTODOS:
Estudio transversal realizado entre diciembre de 2004 y enero de 2006, en una muestra de 1015 personas, a quines se les realizó una encuesta de opinión, sobre la actividad de los kinesiólogos.
La encuesta fue efectuada en Capital Federal, Gran Buenos Aires e Interior del país, tras aplicar una aleatorización en los días de la semana.
El diseño epidemiológico es descriptivo según su finalidad, transversal según el tiempo en que es realizado y observacional teniendo en cuenta el control de asignación en los factores de estudio.
Los estudios descriptivos tienen un doble objetivo práctico, por un lado identificar la proporción de individuos afectados a una enfermedad y/o determinar la proporción de aquellos que poseen las características o están expuestos a los factores de interés.
Los criterios de selección para determinar la población de estudio se basan en las variables sociodemográficas: edad, sexo, zona urbana.
La variable edad quedó truncada en intervalos (21-30,31-40, 41-50,51-60,61-70,71-80,81 en adelante), quedaron excluidos los menores de 20 años por encontrase inmersos en procesos de formación académica y en el que existe una elevada probabilidad de que no pueda ser medido el criterio de evaluación de este estudio, constituido por las preguntas del cuestionario formuladas durante la fase de recogida de datos.
En función de la finalidad del estudio se incluyeron una serie de preguntas a modo de variables de clasificación (edad, sexo, estado civil, nivel de instrucción, etc).
De los encuestados encontramos que el 20,6% posee estudios primarios, el 28,8% estudios secundarios, el 7,2% terciarios, el 41,2% universitarios, ningún estudio el 1,1% y otros el 1,1%.
El proceso de recolección de datos de cada una de las variables de estudio se ha hecho a partir de una encuesta personal directa al ciudadano, en donde son formuladas una serie de preguntas cerradas predeterminadas, en forma de cuestionario estructurado. Se hizo hincapié en la necesidad de no encuestar a aquellas personas que pudieran conocer previamente la formación del kinesiólogo.
El cuadro N° 1 muestra la encuesta realizada a la población.

CUADRO N°: 1: Encuesta realizada a la población.



RESULTADOS:
La población encuestada es de 1015 personas, 362 hombres (35.6%) y 653 mujeres (64,4%), comprendidos en un rango de edad entre 30 y 90 años. con una media etarea de 38.5. Todos de nacionalidad Argentina.
La tabla I muestra las profesiones de los habitantes encuestados:

TABLA N°: 1. Actividad de los encuestados.

ACTIVIDAD %
Ama de casa 446 44
Empleadas Doméstica 178 17.6
Comerciante 23 2.3
Médico 32 3.2
Contador 3 0.2
Psicólogo 4 0.4
Electricista 3 0.2
Estudiante 43 4.2
Docente 32 3.2
Peluquero 5 0.5
Cosmiatra. 4 0.4
Enfermera 13 1.2
Carpintero 2 0.2
Albañil 3 0.2
Plomero 1 0.1
Taxista 2 0.2
Fletero 1 0.1
Ingeniero 6 0.6
Tec. de Laboratorio 3 0.2
Farmacéutico 2 0.2
Odontólogo 2 0.2
Repositor 3 0.2
Operario 4 0.4
Guardavidas 3 0.2
Lic. en turismo 2 0.2
Lic. en biología 1 0.1
Fonoaudiólogos 3 0.2
Asistente sociales 12 1.2
Lic. En Química 1 0.1
Lic. En Administración 1 0.1
Terapia Ocupacional 9 0.9
Técnico Textil 1 0.1
Empleado Administrativo 86 8.6
Encargado 3 0.2
Costurera 19 1.9
Pintor 3 0.2
Asistente Geriátrico 1 0.1
Veterinario 2 0.2
Mecánico 7 0.7
Psicopedagoga 6 0.6
Productora de Seguros 1 0.1
Militar 1 0.1
Telemarketer 1 0.1
Delivery 6 0.6
Cocinero 2 0.2
Mozo 6 0.6
Músico 3 0.2
Cajera 5 0.5
Arquitecto 6 0.6
Publicista 2 0.2
Actor 3 0.1
Analista de sistema 9 0.9
Musicalizador 1 0.1
Portero 1 0.1
TOTAL 1015 100%

Los encuestados presentaron la siguiente distribución geográfica: (Ver tabla N° II).

TABLA N°: II. Distribución geográfica de la muestra.

ZONA Localidad
CAPITAL FEDERAL
52.1%
Belgrano 132
Palermo 150
Flores 14
Caballito 73
Barrio Norte 24
Chacarita 62
Recoleta 17
Villa del Parque 16
Devoto 19
Boedo 6
Once 9
Otros 6
GRAN BUENOS AIRES
40.5%
Martínez 76
Olivos 30
Vicente López 34
San Isidro 28
San Martín 108
San Andrés 23
Caseros 38
Ezpeleta 5
Lugano 12
Gral. Rodríguez 13
Morón 18
Lujan 15
Liniers 12
INTERIOR DEL PAÍS
7.4%
San Luis 35
Entre Ríos 19
Santa Cruz 1
Salta 2
Chaco 3
Santa Fe 5
Córdoba 10
TOTAL - 1015

Al preguntar ¿Escuchó hablar de la Kinesiología?. La respuesta afirmativa fue mayoría con un 92.3% de las respuestas.
Al cruzar la variable oír hablar de la Kinesiología con la edad del encuestado encontramos que el grupo comprendido entre los 20 y 30 años es el que más ha oído hablar de Kinesiología con un 38.4 % de respuestas afirmativas. (Ver gráfico N°: I)
La población encuestada menor a los 20 años no se la consideró en el análisis de los resultados por considerarlos todavía dentro de su período formativo.

GRAFICO N°: I



Al observar el total de personas que no han oído hablar de Kinesiología, en cada uno de los intervalos de edad, resalta el grupo comprendido entre 61 a 70 años como los que nunca oyeron la palabra Kinesiología con un 23,9%.
Al establecer una comparación entre diferentes niveles de instrucción y oír hablar de kinesiología, se observa una tendencia lineal creciente al ir pasando de un nivel a otro superior y oír hablar de kinesiología. (Ver Gráfico N°: II).

GRAFICO N°: II



Frente a la pregunta si es lo mismo Kinesiología, Terapia Física y/o Fisioterapeuta, el 60,5% de los encuestados respondió NO. (Ver gráfico N°: III). Desconociendo los encuestados que son sinónimos para las leyes argentinas: kinesiólogo, kinesiólogo fisiatra, fisioterapeuta, terapista físico. Dependiendo el título de acuerdo a la Universidad donde se cursa la carrera.

GRAFICO N°: III.Al analizar según el lugar de residencia del encuestado cual es el nivel de conocimiento a cerca de sí ¿es lo mismo Kinesiología, Terapia Física y/o Fisioterapeuta?. Nos encontramos que el nivel de conocimiento no tiene diferencia significativa según el lugar de residencia. (Ver Tabla N°: III).



TABLA N°:

SI % NO %
CAPITAL 143 38.1 284 44.4
PROVINCIA 106 28.2 292 45.6
Inter. DEL PAÍS 126 33.9 64 10
TOTAL 375 640 1015

En la pregunta según el nivel de instrucción del encuestado si es lo mismo Kinesiología, Terapia Física y/o Fisioterapeuta encontramos:

TABLA N°: IV

Nivel de Instruc. SI % NO %
primarios 28 10.2 284 38.3
SECUNDARIOS 133 48.5 392 52.9
TERCIARIOS 11 4 35 4.7
UNIVERSITARIOS 93 33.9 28 3.8
NINGUNO 9 3.4 2 0.3
TOTAL 274 741 1015

Al preguntar a la muestra estudiada que tipo de profesional es el Kinesiólogo el 74.6% respondió que es un profesional universitario. Encontrando que más de un 23% de los encuestados lo desconoce. El gráfico n°: IV, muestra el pensamiento de los argentinos acerca del nivel del título de Kinesiólogo.

GRAFICO N°: IV.



La tabla N°: V, muestra el grado de instrucción de la muestra y lo que piensan de los kinesiólogos.

TABLA N°: V

Kinesiólogo / Encuestados Primarios Secundarios Terciarios Universitarios Otros
Universitario 137 187 18 188 4
Terciario 28 213 21 58 2
Egresado de un curso superior 18 12 13 27 1
Egresado de una escuela de masoterapia 22 8 11 4 3
Otros 9 3 11 15 2
TOTAL 214 423 74 292 12

El análisis de la tabla anterior muestra que los encuestados con nivel de instrucción terciario es el grupo que más desconoce que el título de “Kinesiólogo” es universitario. Y los universitarios son los que más reconocen que el kinesiólogo es un profesional universitario.
En la pregunta ¿Conoce algún centro de Kinesiología? Encontramos que un 52% conoce centros privados de kinesiología y el 27.2% centros públicos y solo un 0.6% desconoce centros de Kinesiología.
La vía principal por la que los argentinos conocen al Kinesiólogo es al enviarlos el médico con un 46,2%, en segundo lugar lo hace por la cartilla de la obra social un 35.2%. (Ver Gráfico N°: V).

GRAFICO N°: V



El 71,7% de la muestra encuestada recibió tratamiento kinésico. De los que recibieron tratamiento kinésico el 64,3% consideró que el tratamiento kinésico fue decisivo en su recuperación y solo el 89% realizó el tratamiento en forma completa. El 87% recomendaría el tratamiento kinésico a otras personas.
La tabla n°: VI muestra las causas por las que los que recibieron tratamiento Kinésico no lo realizaron en forma completa:

TABLA N°: VI



En la pregunta ¿Cuanto tiempo de tratamiento kinésico le prescribieron?, al 34.8% de la muestra solo se le prescribieron 10 sesiones. La tabla VII muestra las sesiones que le fueron prescriptas a los encuestados:

TABLA N°: VII



Al 34,8% solo le fueron prescripto 10 sesiones, al 25,7% 20 sesiones y al 17,8% solo las que cubre la obra social. En términos generales las O.S. permiten 30 sesiones anuales por lo que la mayoría de los pacientes encuestados no supera dicha cifra.
La tabla N°: VIII muestra las actividades con la que los encuestados relacionan a la Kinesiología.

TABLA N°: VIII



El análisis de la tabla nos muestra que 30,1% de los encuestados creen que la actividad principal del Kinesiólogo son los masajes. Esto reafirma el conocimiento popular de pensar que Kinesiólogo y masajista son sinónimos, desconociendo un importante número de la población el campo de trabajo del kinesiólogo y el amplio arsenal terapéutico con el que cuenta.
Al preguntar a los encuestados porqué realizaron el tratamiento kinésico el 79.4% respondió por prescripción médica. (Ver Gráfico N°: VI).

GRAFICO N°: VI



De los encuestados solo el 33.1% realiza actividad deportiva y de estos el 42.2 % sufrió lesiones deportivas.DISCUSIÓN: La distribución del número de encuestas por sexo fue de 362 para los hombres y 653 para las mujeres. El 33.7% de la población de estudio lo hallamos en el grupo de edad comprendido entre 21 y 30 años a quienes se les realizaron 343 encuestas, y en este grupo hallamos el mayor número de personas que han oído hablar de kinesiología, y que realizan actividad deportiva. De los que realizan actividad deportiva un 42.2% dijo haber sufrido lesiones deportivas y a través de ellas tuvo conocimiento de la existencia de la kinesiología.
Del total de los encuestados un 92.3% alguna vez oyó hablar de la kinesiología y un 74.6% reconoció que el kinesiólogo es un profesional universitario. Pero aquí se plantea una duda ya que un 41.2% de la población analizada tiene estudios universitarios y de estos un 8,5% su profesión está dentro de las carreras humanísticas, por eso inferimos que tuvieron más posibilidad de conocer nuestra actividad. Siendo los que pertenecen al grupo de instrucción terciario los que más desconocen que el kinesiólogo es un profesional universitario.
En la pregunta ¿Con que relaciona la kinesiología? Hemos hallado una gran variedad de opciones diversas, desde no saber con que relacionar la profesión hasta el que la relaciona con el campo mental. Resulta bastante compleja la interpretación de los datos obtenidos. Si analizamos que es la kinesiología y sus aplicaciones se podría considerar que casi todas las categorías de la tabla N°: VIII adquieren cierta correspondencia con nuestra profesión, y por lo tanto un importante número de los argentinos la relacionaría correctamente. Pero afirmar esto podría ser un gran error, al no conocer el valor intrínseco que cada persona tiene de la propia actividad manifestada.
Por ejemplo un 30.1% contestó que asocian a la kinesiología solamente con los masajes, lo cual es preocupante si consideramos lo amplia que es la actividad que desarrolla el kinesiólogo, con esto no se quieren desprestigiar las técnicas de masoterapia, solo hay que aclarar que se trata de una herramienta más que hay en el gran arsenal terapéutico del kinesiólogo, que solo ocupa una unidad de una materia anual durante durante el estudio de una carrera de 5 años.
Frente a la pregunta ¿Es lo mismo kinesiología, terapia Física y fisioterapeuta?, El 60.5% de la población respondió NO, como era de esperar ya que la respuesta requiere un conocimiento específico del tema y hasta los integrantes del equipo de salud presentan dudas a la hora de responder.
La principal vía por la que el paciente llega al kinesiólogo sigue siendo hoy en día la prescripción directa del facultativo con un 46.4%, en segundo lugar por la cartilla de la obra social, en tercer lugar por recomendación de amigos y/o parientes por lo que el boca a boca funciona bastante bien al representar un 10% de la población encuestada.
La calidad percibida que el usuario-cliente tiene del tratamiento del kinesiólogo es prácticamente muy buena, encontramos que un 64.3% lo consideró efectivo. El 87% de los que han recibido personalmente el tratamiento lo recomendarían a otras personas, únicamente un 13% no lo consideró decisivo en su recuperación. Si analizamos los puntos por los que los pacientes han abandonado el tratamiento vemos que algunos son factores potencialemte modificables, como se puede apreciar en la tabla N°: VI.
Las principales limitaciones con que nos hemos encontrado vienen dadas por el propio diseño utilizado. En un estudio transversal las variables del estudio se miden en un único momento, sin realizar distinciones estructurales entre los predictores y los desenlaces. Son muy apropiados para describir variables y sus patrones de distribución, sin embargo la ausencia de secuencia temporal hace que no sea factible establecer vínculos causales entre variables. En la fase de análisis de los datos ha sido donde ha aparecido esta limitación.
Las preguntas ¿Conoce algún centro de kinesiología público y/o privado? y ¿Ha oído hablar de kinesiología?, Permiten hacernos una idea de la identificación del rol que los habitantes tienen del kinesiólogo, al distinguir de un centro o consultorio de kinesiología con el de otro profesional y al haber oído propiamente de la profesión kinesiología. Con ella damos respuesta a la pregunta ¿los encuestados saben quien es el kinesiólogo?.
Por un lado encontramos una mediana proporción de personas que conocen algún centro y/o consultorio de kinesiología, pero ello no significa afirmativamente que sepan quien es el Kinesiólogo.
El hecho de haber oído hablar de la kinesiología define bastante bien el indicador de conocimiento del kinesiólogo, pero debería de complementarse con la pregunta que hace referencia a su actividad profesional. Esto dará indiscutiblemente la doble visión del kinesiólogo, ¿Quién es? Y ¿Qué hace?.
La pregunta ¿Con que relaciona la kinesiología?, facilita el conocimiento que la población tiene de las actividades del profesional kinesiólogo. Con ella se responde a la pregunta ¿la población sabe que hace el kinesiólogo?.
Las respuestas a esta pregunta han sido muy diferentes, al mirar el listado expuesto en la tabla N°: VIII nos damos cuenta que algunas de estas opciones son combinaciones de categorías comunes.
Si estableciéramos dos grupos, uno que agrupe las actividades más cercanas al kinesiólogo y otro que agrupe las opciones más inespecíficas y/o alejadas, permite sintetizar la información que constituirá la respuesta a la pregunta si los habitantes saben que hace el kinesiólogo.
Lo difícil es crear estos dos grupos sin sesgar la interpretación. En uno de los grupos se reúnen aquellas actividades más lejanas y/o inespecíficas, incluyendo en él las siguientes opciones: masajes, gimnasios, deporte, estética, preparación física y finalmente la categoría de enfermedades mentales. En el otro grupo se reúnen el resto de las actividades descriptas en la tabla N°: VIII, a excepción del que no sabe/ no contesta.
La inclusión de los masajes en el primer grupo no significa que no sea propio de la actividad del kinesiólogo, sino que por el contexto que adquiere en la pregunta, al no poder diferenciar el terapéutico del que no lo es, se consideró oportuno apartarlo a pesar de perder el peso porcentual que tiene respecto a la pregunta global.
Una vez interpretada la valoración proporcional de cada grupo observamos que en el primero un 70.8% de los ciudadanos no sabrían lo que hace el kinesiólogo, y en el segundo grupo por el contrario un 26% de los ciudadanos que sí conocen la actividad profesional del kinesiólogo.
La pregunta ¿ha recibido tratamiento kinésico Ud. o algún familiar y/o amigo? Considera decisiva la intervención del kinesiólogo y recomendando o no “kinesiología” a otras personas nos muestra los beneficios percibidos por el usuario cliente de nuestros servicios.
De esta manera se está respondiendo a la pregunta ¿el ciudadano conoce los benéficos que ofrece el kinesiólogo en sus servicios terapéuticos?.
De la interpretación de los datos surge que casi la tres cuarta parte de los encuestados consideraron decisivo el tratamiento y lo recomendarían a otros.

CONCLUSIÓN:
Después de evaluar la globalidad del estudio se puede afirmar que los argentinos saben quien es el kinesiólogo, a que se dedica profesionalmente aunque en algunos momentos lo confunden con el nombre de alguna técnica que aplican y por ejemplo le dicen el masajista, o se dejan llevar por falsas publicidades que usan el nombre de kinesiología sin serlo.
El conocer la opinión de los argentinos sobre el kinesiólogo y la kinesiología nos permite saber cuales son los puntos en los que debemos trabajar para que se reconozca al kinesiólogo como el profesional universitario que es, y cual es el campo de su incumbencia profesional.

BIBLIOGRAFÍA:
1.Dawson Saunders B., Trapp R.G. “Bioestadística Médica”. Manual Moderno, México, 1993
2.Hulley S.B., Cummings S.R. “Diseño de la investigación clínica”. Madrid, Harcout Brace Publishers, 1997.
3.Fletcher R.H., Fletcher S.W., Wagner E.H. “Clinical Epidemiology: The essentials”. Baltimore. Lippincott Williams and Wilkins. 3 rd Edition, 1996.
4.Matthews D, Farewell V. “Estadística Médica”. Editorial Salvat, 2a edición, España 1990.
5.Rothman K.J., “Modern Epidemiology” Boston. Little, Brown and Company, 1996.
6.Sackett D.L., Richarson W., Rosemberg W., Haynes R.B. “Evidence – based medicine. How to practice and teach EBM”. Edimburgh. Churchill Livigstone, 1998.
Lic. Klga. Ftra. AURELIA MONICA FERNÁNDEZ, Lic. Klgo. Ftra. WALTER GOMEZ, Lic. Klga. Ftra. SILVINA GUIÑAZU
Fecha de Publicicación: 14/11/2006

---
Aviso Importante: Magazine Kinésico no se hace responsable por el contenido de los artículos, haciéndose responsable de las mismas sus respectivos autores.

| Volver a la página anterior |

Diseño y Alojamiento | Martin Iglesias .EU